Liberados

Nicolás Daniel Hernández Huala, Ariel Mariotta Garzi y Ricardo Antigual, que permanecían detenidos por la Justicia Federal desde la feroz represión en el Lof en Resistencia de Cushamen el pasado martes 10 de enero, fueron excarcelados en medio de importantes movilizaciones en Esquel y todo el país. El jueves habían sido liberados los siete detenidos por la justicia provincial.

El Juzgado Federal de Esquel a cargo del Dr. Guido Otranto informó que mantendrá el procesamiento, pero sin prisión preventiva, de los tres apresados durante el violento operativo realizado por la Gendarmería Nacional, en las tierras recuperadas por el Lof a la Compañía de Tierras Sud Argentino S.A. del grupo Benetton, a partir de una orden dada por el mismo juez para despejar las vías del tren turístico La Trochita.

En un comunicado de prensa, el juzgado informó que mantiene una imputación “por los delitos de impedir el normal funcionamiento del servicio de transporte por tierra, en grado de tentativa, resistencia a la autoridad, lesiones y daño agravado”, pero señala “la ausencia de antecedentes penales que deban ser computados junto con la pena que eventualmente podrían recibir en este proceso judicial” y que “el daño provocado -que en definitiva es la figura delictiva que coloca al máximo de pena por encima del año de prisión- es de entidad moderada. Por ello, se estimó necesario adoptar los recaudos que sean necesarios para garantizar que en lo sucesivo los imputados se sometan al accionar de la justicia sin restringir sus libertades personales y, a la vez, sin incrementar el nivel de conflictividad que existe en la zona ocupada por el grupo al que pertenecen”. 

La decisión era esperada por la delegación nacional de organismos y referentes de Derechos Humanos que se hizo presente en la ciudad encabezada por Nora Cortiñas, de Madres de Plaza Mayo Línea Fundadora, tras una entrevista mantenida el viernes por la mañana con el juez.  El sábado por la tarde se concretó la libertad de los tres integrantes del Lof.

“Arribar al camino del diálogo”

El viernes 13 de enero, día anterior a la liberación, el Lof en resistencia del Departamento Cushamen había recibido la visita del presidente del Supremo Tribunal de Justicia de Chubut Alejandro Panizzi al propio territorio, donde mantuvo un breve diálogo con los integrantes del Lof.

Allí, el magistrado explicó a Kalewche que “el representante de la Pastoral Aborigen, Dr. Eduardo Hualpa, toma contacto conmigo y decidimos que, ante la inminencia de que se profundizara la violencia, lo mejor era venir acá, acercarnos, tener presencia desde un punto simbólico y otro práctico, que es ofrecer salidas alternativas con la prioridad en el cese de todo tipo de violencia”.

En su visita, afirmó Panizzi, “nos encontramos con una comunidad que aspira a respetar y ser respetada, y está litigando por sus derechos con las armas con las que cuenta. Creo que todo esto puede servir para arribar a un buen puerto que es el camino del diálogo. Nuestra presencia desde ese punto de vista quiere servir para retroceder a niveles aceptables de diálogo y de recobrar, o reconstruir, o construir si nunca existió, la confianza que se requiere entre dos grupos que negocian una salida a un conflicto que no sea con la violencia”.

 

“Nunca nos habíamos sentido tan acompañados” 

El mismo viernes, luego de reunirse con el juez, la delegación integrada por Nora Cortiñas de Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora, María del Carmen Verdú de la Coordinadora contra la Represión Policial e Institucional (Correpi)Margarita Cruz de la Asociación de Ex Detenidos Desaparecidos (AEDD)Miriam Liempe del Área de Pueblos Originarios de la CTA Autónoma; Pablo Pimentel, de la APDH La Matanza; Agustina Lloret y Diego Morales del Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS); Nilo Cayuqueo de la Tribu de Coliqueo, comunidad mapuche de Los Toldos; y el ex diputado nacional y candidato a presidente del Frente de Izquierda (FIT), Nicolás del Caño, dio una conferencia de prensa junto a Martiniano Huala, representando a la comunidad.

Allí Cortiñas explicó que “decidimos venir hasta aquí porque nos avergüenza la situación que se vivió acá, esta represión brutal y esta falta de respeto no solamente a una comunidad, sino al pueblo argentino“, ya que “somos todos hermanos y nos toca a todos. Romper un diálogo y aprovechar para reprimir es una vergüenza hacia los argentinos y hacia el mundo”. Y expresó su confianza en que “antes de irnos, podamos abrazarnos en estas calles con los jóvenes que hoy están dentro de esa cárcel”, como efectivamente sucedería al día siguiente.

En tanto que Verdú destacó “la red de comunicación que permitió que pudiéramos estar informados al instante de que lo que estaba sucediendo, y que esa comunicación la pudiéramos compartir en cada uno de los espacios de coordinación que cada una de nuestras organizaciones integra. En más de 25 años de militancia anti represiva, en situaciones como esta nunca sabíamos lo que pasaba,  y hasta que alguien no lograba viajar teníamos solamente le aversión de los medios oficiales . Hoy hemos logrado romper ese muro mediático con nuestras propias herramientas, y sobre todas las cosas, con el apoyo y con la militancia de las distintas agencias, medios y radios de la comunicación autogestiva y comunitaria”.

Desde el CELS, Diego Morales llamó a “poner en el centro de la mesa las tramas policiales, judiciales y políticas que se desencadenan para un desalojo y para un allanamiento”, recordando que “una decisión de un juez federal habilitó un proceso desproporcionado por parte de la Gendarmería nacional, con afectación de derechos y de la integridad física, pero tras ese operativo apareció otro mucho peor de la policía provincial, también ordenado con la cobertura judicial. En ese contexto casi durante diez horas hubo un autogobierno de las fuerzas de seguridad. Sin ningún tipo de control, pero a la vez con la cobertura judicial que asegura cierta posición de impunidad”. En este sentido, subrayó el antecedente de la represión sufrida por la misma comunidad el 27 de mayo de 2016, cuando “un emisario de la empresa de Benetton estuvo en la escena de los hechos coordinando el trabajo de la policía provincial”. 

“Esto pasa sistemáticamente sin saltar el cerco mediático de las corporaciones”, dijo Liempe a su turno. “Estos conflictos son por resguardar los derechos de los pueblos sobre los territorios, sobre la mapu como le decimos nosotros, sobre la pacha como le dicen nuestros hermanos de diferentes pueblos, que son 32 pueblos originarios en la Argentina (…) Nosotros somos sobrevivientes y seguimos sobreviviendo, por eso estoy muy emocionada de estar aquí y ver estos jóvenes que ponen su cuerpo y su vida para seguir con esta causa”. 

Como cierre, Martiniano Huala destacó que en los años que llevan de lucha “nunca nos habíamos sentido tan acompañados, incluso por el mismo pueblo de Esquel. Eso me emociona mucho porque quiero que mis vecinos participen, siempre estoy invitando a todos, más allá de mi propia gente, siempre estamos invitando a toda la comunidad porque esto lo tenemos que lograr entre todos”. 

Aire Libre

FM Aire Libre 91.3 Radio Comunitaria ROSARIO - ARGENTINA

You May Also Like

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *